Author

Farmàcia Matadepera

Tot el que busques en una farmàcia i a més, cosmètica de qualitat, medicina natural i molt més.

Normalmente cuidamos más nuestra piel en verano. El afán por tener un moreno bonito y duradero hace que nos demos cremas protectoras e hidratantes. Pero la piel necesita un cuidado diario, sea cual sea la estación, para tenerla siempre sana y bella.

No lo consideremos como un trabajo, sino como una pequeña inversión diaria en nosotros mismos, que nos va a llevar poco tiempo y que podemos incluir en nuestra rutina diaria.

Veamos a continuación los principales cuidados para nuestra piel:

Nº1 No exponer la piel al sol sin protección.

Siempre que estemos expuestos al sol debemos proteger la piel de las radiaciones.
Las cremas de protección solar contienen sustancias que actúan como filtros solares, reduciendo la cantidad de rayos que penetran en la piel, evitando las quemaduras y los cambios degenerativos de la piel, si se utilizan adecuadamente.

El Factor de Protección Solar (FPS) nos indica el tiempo que podemos exponernos al sol sin riesgo de quemaduras. Cuanto más alto es el FPS, más alta es la protección de los rayos solares.

Para conseguir el máximo efecto de las cremas de protección solar es necesario:
❖ Elegir la crema y el índice de protección solar adecuado al tipo de piel.
❖ Aplicar la crema antes de salir a la playa o la piscina, y como mínimo 30 minutos antes de exponerse al sol.
❖ Utilizar protección solar aunque esté nublado.
❖ Aplicar una capa abundante de crema, asegurándose que se ha extendido por toda la piel sin dejar zonas
sin protección.
❖ Cuando se inicia la temporada estival, deben de utilizarse cremas con mayor índice de protección solar al
principio, reduciéndolo a medida que se pone morena la piel.
❖ No pulverizar la piel con agua mientras se toma el sol.
❖ No aplicar en la piel perfumes y colonias que contengan alcohol y esencias vegetales, porque son
fotosensibilizantes.
❖ Evitar la exposición al sol entre las 11 y las 15 horas (horario de máxima radiación ultravioleta).
❖ Proteger la cabeza con un sombrero o gorra con visera; los ojos con gafas adecuadas, y los labios con
protector labial.
❖ No es aconsejable tumbarse al sol y mantenerse inmóvil durante horas. Es más sano pasear o realizar
algún ejercicio ligero.
❖ En niños, la fotoprotección debe ser completa con protección ultra alta, es decir, su FPS no debe ser
inferior a 30

Nº2 Proteger la piel del exterior cuando hace frio.

La piel se vuelve más sensible durante los meses de invierno. El clima frío, al igual que el viento y el sol, tiende a secar la piel, dejándola con una molesta sensación de tirantez y picor. Nos daremos en rostro y manos, sobre todo, crema hidratante para evitar la sequedad (y beber mucha agua para compensar el ambiente seco de las calefacciones).

Nº3 Hidratación.

Para tener una piel saludable el cuerpo necesita cantidades suficientes de líquido. La buena hidratación de la piel permite que ésta mantenga su elasticidad y su función barrera. Beber agua en cantidad suficiente, al menos 2 l. al día. Un vaso de agua al levantarse, un té para desayunar, agua mineral a lo largo del día, té de hierbas por la noche…

¿Cuáles son las señales de deshidratación?
.-Falta de suavidad y elasticidad de la piel
.-Piel apagada y sin luminosidad
.-Aparición de arrugas de deshidratación en pómulos y contornos de ojos.

Nº4 Humectación de la piel (Hidratación de la capa exterior de la piel).

Para humectar la piel se utilizan lociones en base acuosa, que son muy fáciles de extender y aplicar. Si la piel es muy
seca se emplean lociones en base oleosa. Hay que humectar diariamente. Después de darte suaves golpecitos con la toalla para secar la piel, utilizar una crema adecuada que ayude a reparar la película hidrolipídica que cubre la epidermis. Un aspecto a tener en cuenta: Ni todas las cremas caras o de marcas de alta gama son buenas, ni todas las baratas son malas.

Lo que sí hemos de estar atentos es a las reacciones que nos pueden causar:
Muchas mujeres suelen notar al cambiar de emulsión de limpieza o de crema de tratamiento, que su piel genera una especie de rechazo al producto mediante enrojecimiento, picazón y tirantez, entre otras reacciones. Lo ideal es emplear cremas con un mínimo de ingredientes, sin parabenos, fragancias, colorantes o cuerpos grasos, todos ellos elementos susceptibles de ser irritantes.

Las reacciones alérgicas dependen del sujeto y no del producto que se aplican, lo que le da alergia a una persona no se lo da a la otra, las respuestas son individuales.

Cremas hidratantes y nutritivas:

Las cremas hidratantes son aquellas lociones que aportan un extra de agua a la piel, permitiendo que esta recupere toda la hidratación perdida y no se reseque con tanta facilidad. Además, forman una especie de película protectora en la dermis que la protegen completamente de todos los factores ambientales que puedan llegar a dañarla y a afectar a su buena apariencia, como el sol, el frío o el viento.

Es por todo ello que se recomienda aplicarse las cremas hidratantes por el día y, preferiblemente, justo antes de salir de casa para que la protección surta efecto. Eso sí, no debes olvidar que la crema debe extenderse siempre sobre una piel bien limpia y libre de residuos, por lo que es mejor que la uses tras tu rutina de higiene facial diaria.
A diferencia de las hidratantes, las cremas nutritivas se deben aplicar por la noche, ya que su principal cometido es el de regenerar y renovar la piel por completo mientras descansas. Este tipo de cremas aportan lípidos a la piel, que son una especie de grasa que actúa como una reserva energética y que permite la regeneración celular de la dermis, algo esencial para prevenir el envejecimiento y la formación de arrugas.

Es por ello que su uso es muy recomendado, sobre todo, para pieles secas y maduras. Por el contrario, no se aconsejan en pieles muy jóvenes, grasas o con tendencia al acné, ya que se podría empeorar el problema de la piel y acentuar la aparición de granitos
y otras imperfecciones.

Nº5 Nutrición.

Una dieta saludable y equilibrada no es solo buena para todo el organismo, sino también para la piel. Se deben
ingerir cada día al menos cinco piezas de fruta y verdura, ricas en antioxidantes. Cuidado con los alimentos con
mucha grasa.

Nº6 Descanso nocturno.

Si duermes lo suficiente, la piel estará tersa y saludable. La privación de horas de sueño produce un aumento del
cortisol, el cual descompone el colágeno y la elastina de la piel por lo que la piel pierde su tersura y su elasticidad.
Las ojeras son la manifestación más evidente de un mal descanso.

Nº7 No fumar.

El fumar produce disminución de la elasticidad de la piel, y disminuye la concentración de colágeno y elastina en la
piel produciendo arrugas. Fumar deja la piel opaca y sin brillo, y hace que la piel envejezca con más rapidez.

Nº8 Jabón suave para la piel

Es importante usar productos de cuidado de la piel suaves para la rutina de limpieza. Si se utilizan productos demasiado fuertes, la piel puede volverse extremadamente seca y sentirse molesta. Los mejores productos que se pueden usar son: jabones ricos en lípidos. Ahora hay muchos tipos de jabón: de aceite de oliva, de glicerina, argán, artesanos… que son suaves y placenteros por su olor y textura.

Nº9 Mejor ducha que baño.

Para la piel es mejor la ducha que el baño, que tiende a deshidratar la piel. El agua debe estar templada mejor que
caliente. Para los amantes del baño, está bien relajarse y disfrutar en una bañera de tanto en cuanto, pero sin estar mucho tiempo y acabar “arrugados”.

Nº10 Secado sueva sin frotar.

Antes de salir de la ducha, hay que aclarar el cuerpo entero bien para eliminar cualquier resto del producto de limpieza. Después secar con rapidez la piel dando suaves golpecitos en las piernas, pecho, brazos, etc. con la toalla. No hay que frotar la piel con energía con la toalla para secarla.

Como veréis son cuestiones simples, fáciles y rápidas que nos darán muy buenos resultados. Dicen que la piel “tiene memoria”, así que cuanto más mejores recuerdos la proporcionemos, mucho mejor. Cuidar nuestra piel, es cuidar nuestra salud. Y además, estar más guapos

Leave A Comment

Som un equip multidisciplinar format per professionals llicenciats en Farmàcia i Biologia, tècnics en Farmàcia i experts en comunicació. Oferim més de 20 anys de experiència en oficina de farmàcia i en la industria farmacèutica.

Contacte

Subscriu-te

Estigueu al dia amb les nostres últimes notícies. Prometem no enviar correu brossa!